Inicio » Buenos días del Rector Mayor » ¡QUÉ FUERZA, QUÉ RESISTENCIA, QUE DIGNIDAD ESTAS PERSONAS QUE HE ENCONTRADO…!
¡QUÉ FUERZA, QUÉ RESISTENCIA, QUE DIGNIDAD ESTAS PERSONAS QUE HE ENCONTRADO…!

¡QUÉ FUERZA, QUÉ RESISTENCIA, QUE DIGNIDAD ESTAS PERSONAS QUE HE ENCONTRADO…!

Saludo de Buenos Días nº 1037 del Rector Mayor de los salesianos.

¡QUÉ FUERZA, QUÉ RESISTENCIA, QUE DIGNIDAD ESTAS PERSONAS QUE HE ENCONTRADO…!

Mis queridos amigos y amigas. Permítanme que mi narración de hoy sea ante todo UN TESTIMONIO…
El testimonio de familias jóvenes, matrimonios con hijos pequeños, y jóvenes (más chicas que chicos) que han dejado su país y están en las presencias salesianas.
Les hablo de refugiados de origen Sirio e Irakeno.
Hoy ha sido un día muy especial (y mañana en Siria no lo será menos).
He estado en un oratorio salesianos con un centenar de niños y niñas, con varios matrimonios jóvenes con sus hijos, con varios jóvenes refugiados también de Siria (al igual que los otros matrimonios) y con un grupo de 12 chicas y dos chicos procedentes de Irak.

Y he de decirles que he quedado muy ‘tocado’ en el corazón por su dignidad, por su capacidad de superar el sufrimiento. Bailaban y cantaban (de modo bellísimo)…, porque no permiten que nada ni nadie les apague la sonrisa -al menos en muchos momentos-.

Y estoy contento porque las casas salesianas y otras de la Iglesia Latina y la Iglesia Maronita son protección para los desplazados, en un país, el Líbano que está en Paz, pero que tiene un equilibrio religioso y social muy difícil.

Y he animado a mis hermanos salesianos, hermanas salesianas y familia salesiana a seguir estando DEL LADO DE LOS MÁS POBRES Y “DESCARTADOS -como dice el Papa Francisco-, SIEMPRE. SIEMPRE CON ELLOS.

Sólo este testimonio por hoy.
Gracias por acompañarnos. También aquí HA RESUCITADO EL SEÑOR.
Con verdadero afecto. Ángel. R.M.